lunes, 14 de marzo de 2016

Brooklyn 99

 Brooklyn 99 (Brooklyn nine-nine)



Comedia ambientada en una comisaria neoyorkina por donde pululan unos peculiares detectives entre los que destaca el irreverente Jake Peralta, la llegada de un nuevo capitán removerá los cimientos de la comisaria.

Brooklyn 99 es divertida, a lo mejor no es necesario aclarar eso pues ya hemos comentado al inicio que es una comedia, pero creemos que no está de más decirlo porque no todas las comedias logran ser divertidas (o al menos no para todo el mundo, pues ya sabemos que el humor es muy subjetivo) y esta lo es, pues consigue aunar diversos tipos de humor desde el más físico (caídas, golpes…) hasta el más “intelectual” con estupendos diálogos, buen uso de los flashbacks y en especial un reparto muy adecuado e implicado con sus personajes.



Sus creadores son Daniel J Goor (Parks and Recreation) y Michael Schur (The office, Saturday Night Live) curtidos en el terreno de la comedia y el capítulo piloto lo dirigieron Chris Miller y Phil Lord (directores de Lluvia de albóndigas o La Lego película).

En cuanto al reparto, aunque es una serie coral podríamos decir que el protagonismo recae sobre el detective Jake Peralta (Andy Samberg): charlatán, infantil, competitivo pero que también se hace querer, Samberg esta comodísimo en su papel y lo borda en especial con la relaciones con los otros personajes, sin duda la clave de la serie.



Samberg conocido cómico en EEUU, curtido en el mítico programa Saturday Night Live logro el globo de oro por su interpretación del detective Peralta.

El resto del reparto está a la altura desde la detective Santiago (la adorable Melissa Fumero) la rival de Peralta tan competitiva como él pero más apegada a las normas, pasando por la dura detective Rosa Diaz (Stephanie Beatriz vista en Modern Family) o el torpe pero entrañable Boyle (Joe Lo Trugio) pero los dos personajes que destacan sobremanera sobre el resto son el sargento Jeffords (Terry Crews)  y el capitán Ray Holt (interpretado por Andre Braugher).



Terry Crews estrella del fútbol americano y conocido por sus papeles en cintas de acción como la saga Los mercenarios borda su papel de sargento responsable, padre de dos hijas pequeñas y que sufrió un bloqueo psicológico tras un tiroteo que le ha mantenido alejado de las calles en un puesto administrativo. Crews da rienda suelta a su sorprendente vis cómica logrando muchos de los momentos más divertidos de la serie (su sesión con el psiquiatra, su sufrimiento para montar un castillo de juguete para sus hijas, los flashbacks posteriores al tiroteo…) y creando un personaje que deviene en el más irónicamente equilibrado de los habitantes de la comisaria.

Andre Braugher visto en películas como La Niebla o series como Ley y orden o Ultimo destino interpreta al, literalmente, inescrutable Capitan Holt que trastoca a su llegada la comisaria. Su personaje es el primer agente de policía homosexual declarado en los años setenta (y además de color) en llegar a ese puesto lo que podría dar lugar a un personaje dramático o demasiado intenso pero Braugher (y los guionistas) dan un curioso giro convirtiéndole en un personaje inescrutable, serio y formal donde Braugher da todo un recital de impasibilidad que resulta tremendamente divertido. Nadie, ni el espectador ni el resto de los personajes sabe cuándo el capitán bromea o va en serio lo que provoca situaciones hilarantes a lo que se suman los flashbacks a sus inicios en los años 70 con la estética “peculiar” de aquellos años en divertido contraste con su aspecto actual. 



Por ultimo no olvidemos la patética pero entrañable pareja de inútiles agentes veteranos al borde de la jubilación Hitchcock y Scully (Dirk Blocker y Joel Mckinnon) que en todos los episodios deparan un par de escenas divertidas y normalmente surrealistas.



En resumen una muy recomendable comedia de situación, con buenos personajes, humor para todo tipo de público e ideal para pasar 20 minutos muy divertidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada