lunes, 24 de septiembre de 2012

James Bond contra James Bond

El Bond literario frente al Bond cinematográfico: Casino Royale.







Tras una larga pausa, vamos a dedicar unas cuantas entradas (sin fecha definida me temo) a la figura del mas famoso agente secreto: James Bond.
En concreto vamos a comparar el Bond literario con el cinematográfico y vamos a ver que elementos tienen en común y cuales han sido cambiados y si salimos ganado o perdiendo con esos cambios aunque eso, como todo, sera cuestión de gustos.
El Bond literario es quizás el mas desconocido. Al cinematográfico todos le conocemos y es uno de eso personajes como Sherlock Holmes o el Quijote conocidos en cualquier parte del mundo.

Empezaremos con su primera aparición literaria que no cinematográfica como veremos: Casino Royale.

CASINO ROYALE

Casino Royale es el debut literario de James Bond y aunque fue adaptada para la televisión en 1954 (en un episodio de una hora de duración para la serie Climax¡) no fue llevada al cine hasta el 2006 siendo el debut cinematográfico de Bond en 1962 con Agente 007 contra el Doctor No (basada en el sexto libro escrito por Fleming: Dr. No). Existe también una adaptación (y que poco o nada tiene que ver con la novela) llevada a cabo en 1967 con el mismo titulo siendo una delirante comedia que parodia sin rubor la figura de James Bond con momentos muy divertidos y otros de vergüenza ajena pero con un reparto impresionante: Peter Sellers, Orson Welles, David Niven, Ursula Andress, Woody Allen, John Huston, Willian Holden o Deborah Kerr entre otros.

Para esta entrada vamos a centrarnos en la citada adaptación del 2006 donde, ademas, debutaba un nuevo Bond cinematográfico: Daniel Craig.

ARGUMENTO

La Novela:




Portada de la primera edición de la novela diseñada por el propio Ian Fleming




Bond es asignado a una peculiar misión, acudir al Casino Royale-les-Eaux de la localidad de Royale en Francia y ganar al bacará a Le Chiffre un agente secreto comunista que ha sustraído y perdido en malas inversiones dinero de los fondos del sindicato que controla, tapadera de los servicios secretos soviéticos, y que pretende recuperar mediante el juego. Al ganarle el MI6 y los servicios secretos occidentales lograrian un doble objetivo: asestar un duro golpe al entramado de espionaje en Europa a la vez que elimina a un peligroso agente pues sin duda Le Chiffre seria liquidado tras perder todo el dinero. Bond sera ayudado en su misión por agentes franceses y norteamericanos y se la asigna como ayudante a la bella Vesper.

La película:



Prácticamente el mismo.

Tras un prologo de poco menos de una hora donde se nos presenta al "nuevo" Bond, primero con una escena pre-créditos donde Bond se gana el estatus de doble cero (lo que indica que ha cometido dos ejecuciones por encargo del MI6) al cometer su segundo asesinato, algo que también ocurre en la novela donde Bond nos narra los dos asesinatos que le hicieron ganar el doble cero aunque son sustancialmente distintos (uno como francotirador y otro con cuchillo) y después siguiendo la pista a Le Chiffre parte en la que se actualizan las motivaciones y la organización donde se encuadra este que ya no es el KGB sino un misterios grupo que se dedica al trafico de armas y a actividades más oscuras.
Trascurrida la primera hora la acción ya se traslada al Casino Royale (ahora ubicado en Montenegro y no en Francia) y sigue punto por punto la acción de la novela con diálogos y escenas calcadas: el intento de asesinato de Bond (envenenado en la película, por explosivos en el vehiculo en la novela), la persecución en coche y su estrepitoso final (escena que tiene el record guinnes de vueltas de campana de un vehículo impulsado por cañón de aire: siete) , la tortura "genital", uno de los momentos mas recordados y chocantes por el poco habitual método utilizado que amenaza ademas uno de los puntales del personaje: su virilidad lo que da un poco al traste con las acusaciones de machista que tan comunes son a la obra de Fleming, el rescate in extremis y por supuesto, el giro final, en la novela más breve, con una contundencia seca (una simple nota de suicidio) mas extendido en la cinta aunque con idéntico resultado. La película termina con un claro continuara quedando la novela más cerrada aunque algunas consecuencias de lo ocurrido se dejaran notar en posteriores novelas (en especial el acoso a Bond por parte de SMERSH un grupo dentro del KGB destinado a matar a espías enemigos)

En resumen, a nivel argumental, Casino Royale, la película, es la versión más fiel jamas llevada a la gran pantalla de una novela de Ian Fleming.

El personaje:



Aquí las diferencias entre el Bond literario y el cinematográfico son mayores: El literario es un agente doble cero ya curtido, con un pasado de desengaños y traiciones, cínico y desengañado que ve un resquicio de esperanza y amor en Vesper. El cinematográfico es un doble cero novato (aunque curtido) impulsivo, deseoso de mostrar su valía y aunque duro en apariencia tiene cierta ternura que queda claramente representada en la escena de la ducha. Ambos quedan marcados por la traición final al literario para reafirmarle en su cinismo y desencanto y al cinematográfico para, precisamente, hacerle cínico.
Aun así las semejanzas entre ambos Bonds son numerosas: su particular cocktail al que ambos bautizan como Vesper (con exacto dialogo), su pasión por los vehículos con clase (Aston Martin en los films Bentley en las novelas) o su gusto por el Martini con Vodka (aunque al cinematográfico le da igual agitado o batido en uno de los diálogos mas memorables).






Otras semejanzas y homenajes



El más especial y curioso son los títulos de crédito, explícitamente inspirados en el diseño del propio Ian Fleming de la portada de la primera edición de Casino Royale que jugaba con los símbolos de la baraja (corazones y picas) ensangrentados.
La mítica frase Bond, James Bond aparece (esta sí) tanto en la novela como en la película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada